FORMAS FARMACÉUTICAS Y VÍAS DE ADMINISTRACIÓN

Los medicamentos se elaboran y comercializan bajo distintas formas, pueden ser comprimidos, cápsulas, jarabes, inyectables, pomadas..., de esta manera se podrá elegir la mas adecuada para cada paciente en función de sus características y de su situación patológica concreta.

Así, a veces se hace necesario un inyectable o cuando se pretende una acción local utilizaríamos una pomada; también puede ocurrir que algunas personas tengan dificultad para tragar un comprimido o una cápsula, en este caso estudiaríamos alternativas, como por ejemplo una solución o un jarabe.

Según sea la forma farmacéutica del medicamento, la vía de administración será distinta. A continuación veremos las principales vías de administración de los medicamentos y algunas de sus características principales.

VIA ORAL

Consiste en la administración de medicamentos por la boca. Estos pueden presentarse de forma tan variada como: grageas, cápsulas, comprimido, granulado, jarabes, suspensiones, soluciones, sobres... Es la vía de administración más utilizada por su comodidad y sencillez.

¿Cómo debemos de tomar este tipo de medicamentos? Vamos a dar unas instrucciones sencillas que podemos aplicar de forma general.

Instrucciones Generales de Uso

o         Tomar el medicamento de pie o sentado, no acostado.

o         En general no se deben manipular los medicamentos. Ej.: machacar comprimidos, abrir cápsulas, etc.

o         Las grageas tienen una cubierta especial para que no se deshagan en el estómago.

o         Existen medicamentos de acción prolongada que si los partimos o troceamos pierden esta propiedad.

o         Si tiene alguna dificultad para tragar algún comprimido o cápsula, consulte con su médico o farmacéutico; seguro que habrá alternativas, como sobres o jarabes, ellos le indicarán la manera mas adecuada de tomarlo.

o         Si no se indican otra cosa, tome el medicamento con un vaso lleno de agua, sobre todo si debe tomarlo fuera de las comidas, puesto que en tales casos un vaso de leche o zumo puede disminuir o retardar la eficacia del medicamento. Si tiene dudas consulte con su farmacéutico.

También es importante que conozcamos si debemos tomar los medicamentos con las comidas o fuera de ellas.

Medicamentos y Comidas

    "con la comidas": quiere decir que se debe tomar el medicamento durante o inmediatamente después de las comidas. Si esto no es posible, porque el horario de las tomas no coincide con las comidas, ingiéralo con algún alimento. Con todo esto se pretende disminuir las posibles molestias digestivas, como en el caso de los analgésicos o algunos antiinflamatorios.

    "fuera de las comidas": antes o después de las comidas. Significa que estos medicamentos se tomaran con el estomago vacío; por lo tanto 1-2 horas antes o después de las comidas, con un vaso de agua (nunca con leche o zumos). Esta recomendación se debe a que los alimentos en ocasiones, pueden retrasar o reducir la absorción de algún medicamento, como por ejemplo los antibióticos.

Olvido de una dosis

Si olvidamos una dosis no trataremos de compensarlo tomando una dosis doble. En general se tomará lo antes posible, a no ser que falte poco tiempo para la dosis siguiente, sin embargo es mejor considerar cada caso específico. No será igual si se trata de un antibiótico, de un medicamento para el corazón o de unas vitaminas.

ADMINISTRACIÓN PARENTERAL (INYECTABLES)

En general podemos decir, que siempre que exista un medicamento por vía oral, éste se prefiere al inyectable. El uso de inyectables es más complicado, normalmente necesitamos un técnico sanitario que nos lo administre, además con frecuencia se produce dolor y molestias en el lugar de la inyección.

Por ello, la administración parenteral se reserva para cuando las características del paciente o su situación no hacen adecuada la vía oral, como ocurre en las situaciones siguientes:

La administración parenteral puede ser:

ADMINISTRACIÓN RECTAL

Se utilizan supositorios o enemas. Con ésta administración se pueden conseguir:

ADMINISTRACIÓN INTRANASAL

El medicamento es depositado directamente en la mucosa nasal.

ADMINISTRACIÓN TÓPICA

El medicamento se aplica sobre la piel o mucosas, exactamente en el lugar en donde queremos que ejerza su acción, por lo tanto se pretende un efecto local.

Ejemplo: pomadas o cremas para tratar algún problema de piel, o para calmar un dolor, colirios oculares, gotas nasales o para el oido, etc.

Para la aplicación de cualquier crema o pomada en la piel, o colirio en los ojos debemos de extremar las precauciones de higiene para evitar la contaminación.

ADMINISTRACIÓN TRANSDÉRMICA

Con esta denominación nos referimos fundamentalmente a los parches, tales como los que se utilizan para el tratamiento de los síntomas de la menopausia o los que se usan para tratar algunos problemas de corazón.

En estos casos el principio activo se libera muy lentamente del parche y al estar en constante contacto con la piel, en realidad lo que se consigue es una acción general y no un efecto local como podría pensarse.